Mitos y Realidades de las Várices

En el tema de las várices existen múltiples mitos ampliamente difundidos, aún entre los médicos es común escuchar diversas aseveraciones que en ocasiones no son del todo correctas, aquí presentamos algunas de ellas que esperamos contribuyan a informar mejor a sus pacientes:

MITO

Realizar ejercicio previene la aparición de várices

REALIDAD

El ejercicio aumenta la demanda de oxígeno por los tejidos, este oxígeno es accarreado por los glóbulos rojos de la sangre, por tanto el ejercicio aumenta la demanda de sangre en los tejidos. El ejercicio controlado sin duda es excelente para matener adecuada la función corporal, sin embargo no previene la aparición de várices, ciertamente contribuye a mejorar el retorno venoso al favorecer la contracción muscular y con ello el "bombeo" a través del sistema venoso profundo, sin embargo el ejercio en exceso provoca crecimiento muscular tal como sucede en las personas que realizan aeróbicos en alto impacto o levantamiento de pesas ocaciona un aumento en el numero de venas, contrario a lo que pudiera creerse. Es recomendable mantener una actividad moderada para una buena función del sistema venoso.

MITO

EXISTEN PRODUCTOS A BASE DE CASTAÑO DE LA INDIA QUE CURAN LAS VÁRICES

REALIDAD

Desde la antiguedad se ha utilizado esta preparación para combatir los síntomas que provocan la información de la capa intena de las venas (endotelio) tales como cansancio o dolor, sin embargo no deben usarse permenentemente y desafortunadamente no evitan la aparición de nuevas venas y por supeuesto, no eliminan las ya existentes, el efecto de ésta sustancia y sus derivados se catalogan como "ANTIFLEBITICO", por lo que deben ser recetados por el médico solo en estos casos. Ninguno de estos preparados previenen o eliminan las várices.

MITO

LAS INYECCIONES PARA TRATAMIENTO DE LAS VÁRICES SON PERJUDICIALES

REALIDAD

La escleroterapia es un método antiguo y muy eficaz que en manos expertas ayuda a evitar la cirugía de venas dilatadas, no produce cáncer, es muy seguro, ayuda a prevenir la evolución de la enfermedad y a desvanecer las venas pequiñitas (venículas) que aparecen el las mujeres. Al igual que otros procedimientos no esta excento de complcaciones, poueden producir flebitis o provocar úlceras que varían de tamaño y profundidad, lo más frecuente es una pequeña hiperpigmentación (mancha) que desaparece después de un tiempo. Este procedimiento es muy efectivo y muy seguro, pero debe de ser realizado por especialistas que atiendan el manejo de las várices de una forma inutegral.

MITO

TENGO VÁRICES INTERNAS

REALIDAD

Desde el punto de vista etimológico una várice es una dilatación, las venas internas o mejor dicho: profundas; al estar rodeadas por músculos no pueden dilatarse al igual que las venas superficiales, por lo que es un grave error el concepto "várices internas" para referirse a problemas de circulación venosa profunda, pueden existir enfermedades específicas como la INFLUENCIA VENOSA PROFUNDA o la TROMBOFLEBITIS PROFUNDA, que se refieren a condiciones clínicas específicas.

MITO

MIS VÁRICES AUN SON PEQUEÑAS Y NO REQUIEREN ATENCIÓN MÉDICA

REALIDAD

Al igual que otras patologías, en especial de larga evolución como las várices, es un error grave esperar a que "crezcan" para atenderlas, los resultados en diversos tratamientos como fleboesclerosis, laser o crugía, son mucho mejores y menos extensos y costosos cuando la enfermedad se inicia. Las venas aparentes o sintomáticas deben ser atendidas cuanto antes.

#Sightseeing

Featured Posts
Recent Posts